Las pulseras inteligentes han venido a revolucionar nuestro modo de enfocar la actividad física.

Gracias a ellas nos obligamos a practicar deporte y a cuidarnos más.

Hoy veremos qué criterios seguir para escoger adecuadamente una pulsera de actividad, y observaremos con detalle cinco de las mejores pulseras de actividad de este 2020.

Pulsera de actividad: Cómo escogerla correctamente

Como consumidores nos encontramos en un momento propicio para comprar una pulsera de actividad.

La amplia oferta existente hace que ya no estemos frente a una o dos marcas exclusivas marcando las pautas del mercado,  como sí sucedía hace unos pocos años, y que exista un amplio rango de precios y calidades entre los que elegir.

Pero, ante la enorme diversidad llega también la confusión al respecto de qué dispositivo comprar.

¿En qué fijarse? ¿Cuál de ellos responde mejor a mis necesidades?

Te doy algunas recomendaciones para acertar en tu próxima compra de una pulsera inteligente.

¿Por qué una pulsera de actividad y no una app de seguimiento de la actividad física?

Vamos a empezar por aquí, ya que es algo que muchas personas se preguntan.

Las dos son una estupenda elección a la hora de buscar medir el entrenamiento realizado.

En el caso de la pulsera de actividad, esta trabaja siempre junto a una app móvil.

Necesita un software adicional para mostrar y almacenar los progresos, por lo que  usar ambas es necesario.

Sin embargo, las apps específicas sí pueden emplearse solas y sin necesidad de un soporte en forma de reloj o pulsera inteligente.

¿Por qué razones se escoge entonces la pulsera de actividad en lugar de la app en solitario?

  • Por comodidad.

La pulsera de actividad es más pequeña y manejable que el smartphone, y se lleva encima sin que se note, no molesta.

  • Es autónoma.

No siempre necesita que el móvil se lleve consigo para medir la actividad física.

Las pulseras inteligentes más avanzadas ya llevan incorporados sistemas como el GPS para medir de forma precisa la distancia recorrida. 

Además, la sincronización puede hacerse en cualquier momento y volcar todos los datos registrados de una sola vez.

  • Por precio.

Puede parecer que la pulsera inteligente es más cara que una app, pero no es así.

Para la pulsera inteligente haremos una única inversión. Con la compra tendremos su app de forma gratuita y ya podremos despreocuparnos.

En cambio, una app específica puede requerir pagar una suscripción mensual para obtener todas las funciones.

Algo que, pasado el tiempo, termina siendo más costoso que la pulsera de actividad

¿Cuánto debería invertir en una pulsera de actividad?

Por suerte para el usuario, el rango de precios de las pulseras inteligentes es amplio, lo que le permitirá escoger entre muchas posibilidades.

Las pulseras inteligentes más vendidas hoy cuestan entre 30 y 250 euros.

Con un menor precio no siempre se compra algo de peor calidad, pero sí de menor número de funciones.

Además de ser muy básicas, las pulseras inteligentes más baratas incorporan pantallas más pequeñas y, a veces, con una peor nitidez en algunas condiciones de luminosidad.

Algunas no son táctiles, por su menor tamaño, y no pueden mostrar todos los datos, necesitando del smartphone para poder verlos en tiempo real.

Por su parte, las pulseras inteligentes más caras suelen integrar medidores más sofisticados.

También permitirán un uso continuado y en cualquier condición, resistiendo a la entrada de agua y polvo sin dificultad.

Pero todo dependerá de las necesidades individuales.

Una medición fiable y precisa es algo que agradecen las personas que buscan monitorizar su estilo de vida de forma exhaustiva las 24 horas del día.

Tampoco es que haya que pagar demasiado por estos dispositivos.

Para este tipo de exigencias hay pulseras inteligentes de 80-90 euros muy eficientes.

De todas formas, si el único uso que le vamos a dar es el de contar pasos cuando salimos a caminar, esto supondrá un incremento de precio inútil para nosotros.

Esto hay que tenerlo en cuenta.

El diseño importa, y mucho

Las pulseras inteligentes se llevan en la muñeca durante el tiempo de entrenamiento, pero hay personas que las usan continuamente.

Cuando se tiene esta costumbre es recomendable escoger un diseño que no desentone demasiado con una indumentaria no deportiva.

Las actuales pulseras deportivas, como la Fitbit Charge 3, apenas destacan y se integran bastante bien en el día a día y con cualquier estilo al vestir.

Quedan ideales tanto con la ropa de trabajo como con la de deporte. 

También las hay más coloridas y de diseño juvenil, incluso con opción de intercambio de correas para adaptarse al color de la ropa y al gusto personal.

Personas con una muñeca más pequeña agradecerán tamaños poco voluminosos y nada pesados.

Pantalla

La pantalla de una pulsera inteligente es un aspecto muy importante, ya que es la toma de contacto con el dispositivo.

No todas las pantallas nos ofrecerán el mismo tipo de información, y algunas son más limitadas que otras.

Es importante prestar atención sobre todo al tamaño, ya que condicionará la comodidad a la hora de leer los datos, pero también a la posibilidad de que nos brinde una serie de botones adicionales (en el lateral de la pulsera, por ejemplo) para completar la muestra de información.

Otro aspecto importante es que ofrezca una buena visibilidad en condiciones diversas de luz, ya que no siempre se usará en el mismo ambiente y con idéntica luminosidad.

Por último, tampoco hay que olvidar que la pantalla debe ser intuitiva y ofrecer una curva de aprendizaje rápida, ya que de lo contrario puede hacer que se deje olvidada en un cajón.

Si compruebas que, a pesar de ser de alta calidad, tu pulsera de actividad es muy complicada de utilizar, tal vez no disfrutarás de ella y te compensará más un modelo más amigable y sencillo.

Batería

Para cargar la batería de una pulsera inteligente se requieren un par de pasos nada más:

  • Desmontarla de la correa, dejando al aire el cuerpo central del dispositivo
  • Conectarlo a la corriente eléctrica mediante el cable específico

El tiempo de carga de estos aparatos es rápido: unas dos horas de media, pero se agradece no necesitar cargarlos muy a menudo.

Las nuevas pulseras inteligentes pueden tener una duración de la batería de unos cinco o seis días, algunas incluso prometen llegar a la semana de uso continuado.

El uso que les demos, más algunas características adicionales, pueden hacer que la duración de la batería sea menor.

Los dispositivos con GPS incorporado, por ejemplo, tienen una duración de batería más corta.

Pantallas que permanecen siempre encendidas también consumen más rápidamente la batería.

Por otro lado, hay pulseras que utilizan pilas que se sustituyen cada pocos meses, resultando una alternativa muy cómoda.

Características más comunes de una pulsera de actividad

La mayoría de pulseras de actividad nos van a proporcionar una serie de funcionalidades suficientes para monitorizar nuestra actividad física con suficiente precisión.

La ventaja añadida es que el usuario puede establecer metas personalizadas y estudiar sus progresos.

Si lo que se busca es una gran evolución, deberán establecerse objetivos altos y dividirlos en pequeñas metas que puedan ir aumentando la motivación.

Vamos a desglosar algunas de las características más populares de las pulseras de actividad. 

# 1. Seguimiento de la actividad física

El seguimiento de la actividad física es el principal cometido de estos dispositivos. 

La mayoría de ellos, por no decir todos ellos, hará un recuento de los pasos diarios, así como de la distancia recorrida.

Para realizar esta medición se incorpora un GPS que elabora un mapa de carrera con bastante precisión.

También pueden llegar a medir tramos de subida, para lo cual integran altímetros que registran este tipo de datos. 

Otro aspecto importante es la medición de la frecuencia cardíaca, y asociado a esta el recuento de calorías consumidas durante la actividad física. 

Un extra interesante es la resistencia al agua, función que consigue registrar datos durante el ejercicio acuático.  

# 2. Seguimiento del sueño

Casi todas las pulseras de actividad prometen llevar a cabo un seguimiento del sueño del usuario.

Pero hay que tener en cuenta que no todas logran hacerlo con la misma precisión y calidad que otras, por lo general más caras.

Algunos de estos dispositivos detectarán por sí mismos el momento en que se duerme, mientras que otros necesitarán la intervención del usuario para indicar cuándo se va a dormir.

En cualquiera de los casos, el seguimiento prestará atención a las etapas del sueño en función de los movimientos y el ritmo cardíaco durante el intervalo de horas del descanso.

Esta funcionalidad puede ser muy útil para tener una idea de los patrones de sueño, siempre englobado en un objetivo de mejora de la salud y cuando no existan patologías del sueño que se deseen resolver.

En este último caso, lo mejor es consultar a un médico especialista del sueño, brindando de base, si se desea, los registros obtenidos con la pulsera de actividad.

# 3. GPS

El GPS es una prestación muy valorada por practicantes de deportes como ciclismo, senderismo y running.

Facilita registrar la ruta recorrida, y mediante mapas de la misma puede sugerir nuevos caminos.

Las pulseras inteligentes incorporan dos tipos de GPS:

  • El GPS incorporado en el mismo dispositivo
  • El GPS vinculado al smartphone y del que toma los datos de rastreo.

La ventaja del GPS incorporado es que no se necesita llevar el teléfono móvil para obtener los datos.

Es un añadido que incrementa el precio del dispositivo y que disminuye la duración de la batería entre cargas.

 

# 4. Frecuencia cardíaca

La práctica totalidad de las actuales pulseras de actividad llevan incorporada la función de monitorización de la frecuencia cardíaca, pero no todas lo consiguen con la misma fiabilidad.

Si este aspecto es de suma importancia para ti deberá primar esta característica por encima de otras, y pagar algo más por tu pulsera de actividad te merecerá la pena.

La medición de la frecuencia cardíaca se lleva a cabo mediante sensores que registran los latidos. Esto es posible porque la pulsera se coloca en una zona donde es muy fácil detectarlos.

Las pulseras con un mejor desarrollo incorporan sensores muy avanzados, pero es importante saber que las cifras que se registran solo deben servir de estimación y acompañarse de otros valores para que resulten estimables en un diagnóstico médico.

Variaciones frecuentes pueden indicar situaciones como estrés o esfuerzo y no un problema de salud.

Recuerda que la pulsera de actividad no debe sustituir la visita a un especialista.

# 5. App

Como ya vimos antes, la compra de una pulsera de actividad lleva aparejado el uso de una aplicación específica.

Es recomendable conocer de antemano con qué app funciona la pulsera, ya que no siempre resulta del agrado de todos. 

Conocer las opiniones de otros usuarios, o probarla con antelación, pueden ser opciones para escogerla con mayor acierto. 

Simultáneamente al uso de la app específica, algunas personas optan por una aplicación que complemente a la de la propia pulsera, de tal modo que obtengan un reflejo de su estilo de vida lo más cercano posible a la realidad, y algunas pulseras de actividad pueden trabajar en conjunto con ellas. 

Conocer esta compatibilidad también es interesante.

# 6. Resistencia al agua

La resistencia al agua es una característica que muchos usuarios agradecen. Sin embargo, para otras personas puede ser un aspecto insignificante.

Por otro lado, hay que distinguir entre impermeabilidad y resistencia al agua, sobre todo si se va a usar el dispositivo en condiciones de humedad, inmersión, bajo la ducha, etc.

Partiendo de la base de que ninguna pulsera de actividad puede garantizar su plena resistencia al agua, sí es cierto que existen pulseras con mayor capacidad que otras.

Todas las pulseras indican siempre su nivel de resistencia al agua y a otros elementos (como el polvo) mediante la certificación IPXX.

IP significa Ingress Protection, o protección de entrada, mientras que la combinación siguiente hace alusión al nivel de.resistencia frente a sólidos y líquidos.

Así, no es extraño encontrarse una denominación IP 67 o IP 68 para referirse a la resistencia al polvo y al agua de un dispositivo, gozando de mayor protección en el segundo caso que en el primero.

Presta atención al uso que vas a dar a tu pulsera de actividad y escoge en consecuencia. 

# 7. Notificaciones

La pulsera de actividad se comunica con el usuario mediante una serie de notificaciones. 

Hay pulseras que muestran las mediciones y alertas de estos dispositivos: pasos, distancia, calorías, pulsaciones, aviso por inactividad, etc., sin añadir nada más.

Y las hay que también pueden mostrar información del propio smartphone para no perder del todo el contacto con este: llamadas perdidas, mensajes, notificaciones de redes sociales, etc., algo que para muchas personas es un plus. 

El número de posibilidades puede variar de un dispositivo a otro. 

Todo dependerá también de las necesidades individuales. 

Las 5 mejores pulseras de actividad del momento

Hay tantas pulseras de actividad en la actualidad que mostrar todas en un solo post es una tarea bastante difícil, sobre todo si tenemos en cuenta que la lista aumenta cada día.

Para ahorrarte el trabajo de buscar incansablemente por la red, he recopilado para ti las 5 mejores pulseras de actividad del momento actual.

No dejes de visitar el blog pues en él seguiremos introduciendo novedades.

Fitbit Charge 3

La marca puntera en medidores de rendimiento deportivo sigue brillando en solitario con la Charge 3.

Esta pulsera incorpora una pantalla súper nítida y promete una duración de batería de hasta 7 días.

Monitoriza de forma constante la frecuencia cardíaca. Reconoce 15 tipos distintos de actividad y es sumergible hasta 50 metros. 

Su versión especial permite pagos electrónicos. 

Fitbit Inspire HR

No perdemos de vista a la marca californiana y esta vez nos rendimos a los pies de la Fitbit Inspire HR.

Una pulsera de actividad dotada de muchas de las características de la Charge 3 pero con un diseño más pequeño y una línea más elegante, desarrollada tanto para el target masculino como femenino.

Cinco días de duración de la batería. Quince modos de ejercicio. 

Un dispositivo pequeño y preciso y con una relación calidad-precio increíble.

Samsung Galaxy Fit

La Galaxy Fit es un dispositivo ligero, asequible y elegante con una pantalla táctil de buen tamaño y excelente nitidez.

Interfaz simple e intuitiva, muestra las notificaciones del teléfono móvil sin interferir en el rastreo de la actividad. 

Hasta 7 días de duración de la batería. Usa dos apps de soporte.

Pulseras intercambiables. 

 

Garmin Vivosmart 4

La cuarta generación de la Garmin Vivosmart viene a mejorar ligeramente las versiones anteriores, siendo un dispositivo que ya de forma nativa es uno de los mejores en su especialidad.

Una pulsera ligera y de diseño elegante, preciso y que cuida el detalle.

Una semana de duración de la batería es, a priori, su mayor atractivo, pero después seduce por aspectos como la monitorización de los niveles de estrés del organismo.

Consigue medir los niveles de oxígeno en sangre en la fase del sueño, y alerta por vibración de la mayoría de las notificaciones del smartphone.

Polar A370

Aunque Polar lo anuncie como un pulsómetro, incluso un reloj inteligente, lo cierto es que la Polar A370 cumple con los estándares de una pulsera de actividad: funcionalidad, diseño, prestaciones, etc.

Aunque su línea no sea de las más atractivas, se trata de un dispositivo certero y con un catálogo de funciones más que interesante.

Registra de manera constante la frecuencia cardíaca, controla la cantidad y calidad del sueño y permite la personalización del programa de entrenamiento. 

Notificaciones del smartphone. Correas intercambiables. 

Y antes de finalizar…

Cuando se quiere comprar una pulsera de actividad, una sencilla búsqueda en la red puede arrojar tal cantidad de resultados que nos deje boquiabiertos.

En un terreno más acotado, Amazon sin ir más lejos, hay 90.000 resultados para dicho criterio de búsqueda.

Ante tal volumen de información hay que pensar de forma racional y no dejarse llevar por aspectos como el precio, la marca o el diseño.

Es recomendable empezar respondiéndose a las preguntas: “¿Qué busco?” y “¿Qué necesito?”.

Debemos tener muy claro qué característica es más valiosa para nosotros y por la que estamos dispuestos a invertir.

¿Son los pasos lo más importante?

¿Es la frecuencia cardíaca?

¿Damos más valor a un rastreador con GPS para escudriñar cada ruta y visualizar nuevos caminos?

¿Es la pantalla y su funcionalidad lo que más nos atrae?

¿Es imprescindible llevarse bien con la app que la acompaña?

La buena noticia para el usuario es que, además de variedad, hay alternativas para cada economía, si bien merece la pena ahorrar algo más para obtener un dispositivo de alta calidad.

Te he mostrado aquí una muestra muy pequeña de todas las pulseras de actividad actuales, pero me he inclinado sin duda por los dispositivos que por experiencia y eficacia resultan ser una apuesta segura.

Ahora, y en función de las características que hemos ido viendo, te toca escoger la mejor pulsera de actividad para ti.

Espero conocer tu experiencia y opiniones.

Feliz día 🙂

Soy Carmen

Soy Carmen

Comunicadora nata, editora de contenidos y publicista.

Soy una mente pensante que necesita amar lo que hace. Cuando no escribo me entrego al diseño gráfico y a la fotografía.

Me atrae el marketing visual y soy adicta a las sonrisas.

Muchas de mis compras las hago por internet. Todos mis hallazgos los comparto contigo en este blog que estás leyendo.

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo a través del correo electrónico, a la dirección: hola@cualesmejor.es

¡Comparte sin miedo!

Pin It on Pinterest

Share This

#YoMeInformo